Salva tu casa

Conoce todos los trámites y requisitos que se solicitan cuando realizamos nuestros trámites en México, todo explicado en este portal.

En cuál clasificación de datos entra la CURP

La Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados (2017), prevé en su texto los tipos de datos que protege. Así, tenemos que, en el artículo 3, inciso IX, los datos personales son “Cualquier información concerniente a una persona física identificada o identificable. Se considera que una persona es identificable cuando su identidad pueda determinarse directa o indirectamente a través de cualquier información”. Existe otro tipo de clasificación, que son los datos sensibles, lo cual está tipificado en el artículo ejusdem, inciso X “Datos personales sensibles:

Aquellos que se refieran a la esfera más íntima de su titular, o cuya utilización indebida puedan dar origen a discriminación o conlleve un riesgo grave para éste. De manera enunciativa más no limitativa, se consideran sensibles los datos personales que puedan revelar aspectos como origen racial o étnico, estado de salud presente o futuro, información genética, creencias religiosas, filosóficas y morales, opiniones políticas y preferencia sexual”.

Confidencialidad de la clave

La Clave Única de Registro de Población, al igual que el RFC y otros similares, se clasifica como “Datos personales confidenciales”, por lo que pertenecen al primer grupo, pero con el valor agregado de ser información reservada.

Esto se apoya en el Criterio 03-10 del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales INAI, al sostener que la CURP es dato personal confidencial, vale decir “dato personal que solo concierne a un particular y es información que lo distingue plenamente del resto de los habitantes”. Es por esta misma razón que se han extremado medidas en cuanto a su publicación en razón de transparencia de la información. Para recuperar la confianza de la sociedad en las instituciones, se está poniendo en riesgo la integridad de los funcionarios públicos, lo cual era palpable con la difusión de los datos personales incluidos en las Declaraciones Patrimoniales de los empleados de la Administración Pública, información que se encontraba peligrosamente al alcance de todos.

Ahora las declaraciones llevan en la primera página, esquina inferior derecha, una aclaratoria de supresión de contenido, para hacer del conocimiento general las medidas de resguardo que cursan sobre los datos personales confidenciales:

“Se elimina el RFC y el CURP personal en el apartado ‘Datos del declarante’, los cuales son datos que hacen identificable a una persona, ya que en su conjunto está compuesto de números, letras, características morales y afectivas, las cuales son consideradas datos personales de carácter sensible. En términos de los artículos 186 y 191 de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México; 1, 2, párrafo tercero, 5, párrafo quinto; y 10 de la Ley de Protección de Datos Personales del Distrito Federal; 42, 44, 58, 64 fracción II, 65 y 73 del Reglamento en Materia de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Tribunal Electoral del Distrito Federal y 5 fracción I de los Lineamientos para la Protección de Datos Personales en el Distrito Federal”.

Esta resolución ampara la confidencialidad dentro de la información que, en función del cargo público que se ejerce, deba ser entregada a los órganos competentes en su oportunidad, los cuales siguen estando disponibles para los encargados de la auditoría de los datos del funcionario en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *